There are only 45 days left before the midterms. Make a voting plan.

Por Milagros Chirinos, Directora de Prensa Bilingüe-Español de HRC

Alessia Injoque es la primera persona transgénero en hacer su transición pública en una importante corporación de Chile.

Hace más de 6 meses, Alessia Injoque superó su mayor temor: vivir auténticamente como una mujer transgénero. La ingeniera industrial de 35 años nunca imaginó que aceptarse a sí misma, no solo le ayudaría a eliminar su timidez, sino también a hablar de manera elocuente y pública sobre su identidad de género.

Con el apoyo de su esposa y amigos, Alessia pudo hablar sobre el tema frente a sus colegas de Cencosud, una de las principales empresas de Chile, y compartir su historia a través de una emotiva presentación que abrió un nuevo capítulo en su carrera profesional. Alessia fue una de los principales ponentes en el lanzamiento de HRC Equidad CL, una innovadora encuesta que promueve las prácticas y políticas inclusivas de personas LGBTQ en los centros de trabajo en Chile.

HRC habló con Alessia sobre su inspiradora historia, metas profesionales y lo que significa vivir una vida auténtica.

Desde su transición, ¿ha notado algún cambio en el ámbito profesional?

En la parte técnica no ha habido variación; es decir, lo que sabía antes lo sigo sabiendo. Trabajo con el mismo talento y pasión, pero siento que mi capacidad de comunicarme y coordinar asuntos con mi equipo de trabajo, clientes y proveedores ha mejorado. Era una persona muy tímida y distante; hoy, puedo dar discursos en vivo y tener confianza en mí misma.

¿Qué le motivó a vivir auténticamente?

Autoestima. Al negar quién eres todos los días, comienzas a creer que no mereces ser aceptada o amada. Por más que mi vida a todas luces era un éxito para quien la veía de afuera, la verdad es que era una persona insegura que estaba continuamente probándose en logros para ganar aceptación, pero nunca compartiendo quién soy.

¿Cómo se siente ser una mujer transgénero exitosa en el mundo corporativo?

Cuando me di cuenta de que sería la primera mujer transgénero entre 140,000 trabajadores, tuve miedo. Mi compañía ha elevado los estándares de inclusión LGBT y es momento de que otras empresas hagan lo mismo. A través de las políticas y prácticas de inclusivas, las empresas reconocen la diversidad como una fortaleza, no como un problema.

¿Qué tan importante fue sentirse totalmente apoyada por la familia y sus compañeros durante el proceso?

Al contar con el apoyo de muchas fuentes me di cuenta que no estaba sola. Las reuniones con el grupo de personas transgénero me ayudaron a relacionarme con otras experiencias, las sesiones con mi terapeuta me permitieron expresar mis temores internos y Fundación Iguales me dio pautas para iniciar la conversación con personas de la empresa. Durante este proceso, sin embargo, mi mayor apoyo fue mi esposa. Me di cuenta de lo afortunada que soy al haber encontrado el amor verdadero y de tenerla en mi vida.

¿Cuáles son sus metas hoy?

Este va a ser un año de exploración y desarrollo profesional. Me gustaría continuar compartiendo mi historia e inspirar a jóvenes transgénero a vivir auténticamente sin tener que sacrificar sus sueños. Quiero que más personas LGBT experimenten lo que sentí el día en que salí de mi último clóset: la inclusión de personas LGBT cambia vidas, como la mía.

A través de su Índice de Igualdad Corporativa y el Programa Global de Igualdad en Centros Laborales, HRC ha establecido pautas para implementar políticas inclusivas de personas LGBTQ para más de 14,5 millones de trabajadores en grandes corporaciones, multinacionales estadounidenses y las principales empresas de América Latina. Para obtener más información sobre el Programa Global de Equidad Laboral en Chile, visite hrc.im/equidadCL.


Don't miss a post

Sign up for RSS feeds

Have a news tip?

Share it with us

Community discussion

Read the guidelines