There are only 43 days left before the midterms. Make a voting plan.

La Campaña de Derechos Humanos (HRC, por sus siglas en inglés) anunció hoy una drástica y proactiva expansión con el lanzamiento de HRC Rising, una campaña diseñada para acelerar el progreso en estados de costa a costa, resistir las políticas de odio, luchar contra la legislación anti-LGBTQ e impulsar candidatos e iniciativas pro igualdad. En junio, HRC participó en decenas de marchas -- desde la Marcha de Resistencia en Los Ángeles hasta la Marcha de la Igualdad en Washington D.C. y ciudades intermedias. HRC está aprovechando ese impulso y comenzando a organizarse para las elecciones de 2018, antes que nunca, con la mayor inversión estratégica en los 37 años de historia de la organización.

“No basta con resistir las políticas de odio y ataques provenientes del gobierno de Trump-Pence, tenemos que acelerar el ritmo de progreso hacia la igualdad plena y asegurar protecciones para las personas LGBTQ en los estados y comunidades de todo el país. Es por eso que ofensiva corresponde a la mayor expansión en los 37 años de historia de HRC” , dijo Chad Griffin, presidente de HRC. “Nuestro ejército de base comunitaria de más de 3 millones ha demostrado que, incluso frente a desafíos sin precedentes, cuando nos organizamos y movilizamos podemos hacer progresos increíbles y derrotar a los políticos llenos de odio que han sido envalentados por Donald Trump. El poder y la determinación de los 10 millones de votantes LGBTQ y nuestros aliados en los Estados Unidos seguirán creciendo con más fuerza ante los ataques discriminatorios a nuestros derechos y libertades”.

HRC cuenta con un reconocido historial de organización y movilización de partidarios para derrotar a candidatos y legislación anti-LGBTQ y fomentar la participación en el día de las elecciones. El otoño pasado, sondeos nacionales demostraron que el voto LGBTQ representó el único grupo demográfico que aumentó su apoyo hacia Hillary Clinton sobre el expresidente Barack Obama, hace cuatro años, con un récord de 78 % de votos. Y, en uno de los únicos aspectos positivos de las elecciones, HRC junto a Equality North Carolina derrotó al gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, después de su ataque contra personas LGBTQ a través de la notoriamente discriminatoria ley HB2. HRC y Equality North Carolina organizaron a los más de 250,000 votantes LGBTQ y aliados en Carolina del Norte y construyeron una campaña contra la HB2; el día de las elecciones, el 57 % de votantes dijo que la ley era su razón principal para votar en contra de McCrory. Esto fue el resultado de una importante inversión a largo plazo y la movilización de personal en Carolina del Norte.

HRC ampliará estos esfuerzos y ha comenzado a reclutar al menos 20 empleados adicionales a tiempo completo, incluyendo a personal dedicado a las áreas de política, comunidad, digital, comunicación y de voluntariado, que se unirán a más de dos docenas de empleados actuales que trabajan en la iniciativa. Los nuevos integrantes empezarán a trabajar de inmediato con los 32 comités directivos existentes, dirigidos por voluntarios, para expandir las asociaciones locales, reclutar voluntarios adicionales, movilizar a los electores, registrar a los votantes y hacer crecer el ejército de base comunitaria de la organización para activar el poder político en las legislaturas y en las urnas. HRC está asignando 26 millones de dólares para respaldar esta iniciativa a nivel nacional. El lanzamiento de HRC Rising se produce después de un año en el que HRC amplió significativamente su participación popular y demostró que los 10 millones de votantes LGBTQ en Estados Unidos, el 5 % de todos los votantes, son uno de los bloques electorales más importantes y efectivos de la nación.

En Ohio, Pennsylvania, Michigan, Wisconsin, Arizona y Nevada, HRC dará un empuje especialmente fuerte y temprano para organizarse contra la agenda de Trump-Pence y apoyará a los candidatos pro igualdad en las próximas elecciones. El personal y los voluntarios trabajarán con organizaciones estatales y locales, y socios de coalición para fortalecer los esfuerzos por la igualdad, defender a la comunidad LGBTQ contra los ataques, lograr victorias para candidatos pro igualdad y sentar las bases para futuras victorias legislativas. Además, en el último año, HRC ha perfeccionado su alcance digital, organización y dirección, incluyendo el desarrollo de un “Modelo de Votantes por la Igualdad”. HRC puede ahora dirigirse con un alto nivel de acogida no sólo a los votantes LGBTQ sino también a los aliados o “votantes por la igualdad”, quienes probablemente se opongan a los candidatos que atacan los derechos civiles de las personas LGBTQ.

La movilización de los “votantes por la igualdad” será crucial para lograr ganancias futuras debido a su fiable apoyo y a un alto nivel de participación. A pesar de la pérdida de Clinton en las elecciones presidenciales del año pasado, los resultados reforzaron la importancia del voto LGBTQ en los estados clave. En 2012, Gallup destacó la fuerza del voto LGBTQ en los estados de contienda: “sin el apoyo del 5 % de los votantes de cuatro estados clave que se identificaron como LGBT, el presidente Barack Obama pudo haber perdido en esos estados, poniendo en peligro su reelección”. De los 25 miembros republicanos de la Cámara de Representantes que sostienen distritos que favorecieron al último ciclo de Clinton, 23 tienen registros anti-igualdad.

La planificación de una estrategia defensiva para combatir el régimen de Trump-Pence y una estrategia ofensiva comenzaron inmediatamente después de las elecciones de noviembre. En enero, HRC lanzó una sala de guerra a tiempo completo dedicada a luchar contra la agenda anti-LGBTQ y antiestadounidense de la administración Trump. El equipo de 10 personas de sala de de HRC, compuesto por personal en las áreas de respuesta rápida, investigación, digital y video, ha dirigido esfuerzos para derrotar a nominados intolerantes con historial anti-LGBTQ como Mark Green y resistir las acciones ejecutivas anti-LGBTQ. El equipo ha trabajado de manera conjunta para proteger las leyes de atención médica, defender Planned Parenthood, manifestarse contra la prohibición de la entrada de musulmanes, deportación forzosa y el muro fronterizo.

El lanzamiento de HRC Rising representa la apertura de otro frente en la lucha de HRC contra la agenda de Trump-Pence y se basa en una de las mayores fortalezas de la organización: sus más de tres millones de miembros, partidarios, voluntarios y activistas altamente comprometidos en prácticamente cada comunidad de costa a costa. Durante varias décadas, HRC ha ido ampliando su presencia a nivel estatal y local. Uno de los modelos para la iniciativa HRC Rising ha sido el exitoso programa Project One America de HRC, que se lanzó en 2014 con el objetivo de expandir drásticamente la igualdad LGBTQ en el sur a través de campañas permanentes en Mississippi, Alabama y Arkansas. Desde el lanzamiento del programa, varias ciudades y localidades han promulgado protecciones integrales, antidiscriminatorias e inclusivas de personas transgénero -- incluyendo Jackson y Magnolia, Mississippi.

Para unirse a HRC Rising, visite hrc.im/Rising o envíe un mensaje de texto con la palabra Rising al 30644.


Don't miss a post

Sign up for RSS feeds

Have a news tip?

Share it with us

Community discussion

Read the guidelines