Por el Diego Mora, interno del Departamento Global de HRC

A pesar de haber alcanzado un progreso significativo en cuanto a los derechos de personas LGBTQ, muchos miembros de la comunidad continúan siendo el blanco de violaciones de derechos humanos. El martes pasado, organizaciones de la sociedad civil colombiana como Colombia Diversa, Caribe Afirmativo y Santamaría Fundación organizaron un panel en Washington D.C., para hablar sobre su último reporte que recopila y resume información sobre la violencia contra las personas LGBTQ en Colombia.

Este informe es parte de un extenso trabajo realizado por las organizaciones de la sociedad civil para conseguir normas públicas que abarquen estos temas. El estudio indica que los homicidios cometidos contra personas LGBTQ continúa en aumento cada año y que en 2015 hubo un total de 110 muertos; la cifra más alta desde 2012. Cuarenta y tres de los casos estaban directamente vinculados a prejuicios sobre la orientación sexual e identidad de género de las víctimas.

De acuerdo con el estudio, las personas gais reportaron la mayoría de los casos de violencia y más de la mitad de los 52 asesinatos ocurrieron en las casas de las víctimas. Las mujeres transgénero enfrentan también altos niveles de violencia, especialmente cuando participan como trabajadoras sexuales. Déborah Skenassy, miembro del panel y directora ejecutiva de Santamaría Fundación, señaló que “de los 269 casos de violencia contra mujeres transgénero desde 2012, más de la mitad fueron cerrados sin justificación alguna y no cuentan como argumentos legales”. Nueve defensores de los derechos humanos fueron asesinados en 2015.

“Colombia se ha convertido en el primer país que reconoce a las personas LGBTQ como víctimas del conflicto armado en el marco de un proceso de paz”, dijo Wilson Castañeda, director de Caribe Afirmativo, en referencia a los descubrimientos de crímenes cometidos contra la comunidad LGBTQ que salieron a la luz durante las conversaciones de paz entre el Gobierno colombiano y los rebeldes de la guerrilla armada.

“Cuatro mil personas LGBTQ y más de 7,000 actos de violencia, incluyendo asesinatos, desplazamientos forzados y amenazas son reconocidos en el proceso”, agregó Castañeda.

Los avances alcanzados por la comunidad LGBTQ están siendo amenazados no solo en Colombia, sino también en toda Latinoamérica con el surgimiento de movimientos anti-igualdad liderados por iglesias cristianas y evangélicas en países como Colombia, Brasil, Perú y México.

“Es importante trabajar en la movilización de otras voces y discursos relacionados con los derechos de la población LGBTQ, fortalecer las alianzas con otros movimientos como el de las mujeres, jóvenes y movimientos afro para cambiar la forma en la que nos comunicamos y creamos una estrategia regional que pueda lidiar con la oposición”, dijo Marcel Sánchez, directora de Colombia Diversa.

Sánchez también señaló que los defensores de la lucha en contra de la igualdad están buscando desacreditar el trabajo de los partidarios de los derechos LGBTQ, quienes han logrado grandes progresos en los últimos años.

HRC está trabajando con Diego Mora, interno del Departamento Global de HRC y líder internacional del Instituto McCain. Durante su tiempo en HRC, Diego ha seguido monitoreando la situación de personas LGBTQ en Colombia, especialmente aquellos que viven con VIH. HRC se compromete a defender los derechos de las personas LGBTQ en Colombia, en cualquier parte de Latinoamérica y en el mundo entero. Infórmese más sobre nuestro trabajo aquí.


Filed under: Hate Crimes, International

Don't miss a post

Sign up for RSS feeds

Have a news tip?

Share it with us

Community discussion

Read the guidelines