There are only 16 days left before the midterms. Make a voting plan.

HRC y la organización Equality New Mexico felicitan a la gobernadora republicana de Nuevo México, Susana Martínez, por firmar el proyecto de ley SB-121 que protege a los jóvenes LGBTQ contra la peligrosa y desacreditada práctica de "terapia de conversión."

"Esta es una victoria increíble para los jóvenes LGBTQ en Nuevo México", dijo la directora legal de HRC, Sarah Warbelow.

"Ningún niño debe ser sometido a esta práctica peligrosa que equivale a nada más que el abuso infantil. Al firmar esta ley tan importante, la gobernadora Martínez está defendiendo a los jóvenes vulnerables que merecen ser amados y apoyados por quienes son", agregó.

"Como sobreviviente de la terapia de conversión que ocurrió aquí, en mi estado natal de Nuevo México, hoy es un día muy especial para ver que esta práctica bárbara y peligrosa está prohibida en el lugar en que crecí y llamo mi hogar", dijo el director ejecutivo de Equality New Mexico, Amber Royster.

"Mi esperanza es que los padres y las familias en todo el mundo piensen dos veces antes de tratar de cambiar a su hijo o ser querido LGBTQ, y ahora tenemos el mecanismo legal para asegurar que no suceda a manos de los profesionales con licencia en Nuevo México".

"La acción histórica de hoy de la gobernadora Martínez confirma que nuestro compromiso compartido de proteger a todos los niños del abuso trasciende las etiquetas de partidos y las diferencias ideológicas", dijo el senador estatal de Nuevo México, Jacob R. Candelaria, quien patrocinó el proyecto junto con el representante G. Andrés Romero.

“En Nuevo México, valoramos y celebramos a todos los niños por lo que son. Quiero agradecer a la gobernadora Martínez por tener el coraje de defender la simple verdad de que cada niño LGBTQ en Nuevo México nace perfecto. También quiero agradecer a las víctimas de la ‘terapia de conversión’ que se presentaron para apoyar este proyecto de ley. Sus historias no cayeron en oídos sordos, convirtieron su sufrimiento en una fuerza para el bien, por ellos y para ellos hemos hecho historia ".

"La terapia de conversión", a veces denominada "esfuerzos de cambio de orientación sexual" o "terapia reparadora", abarca una serie de prácticas que buscan cambiar la orientación sexual, la identidad o expresión de género de un individuo. Estas prácticas se basan en la falsa premisa de que ser LGBTQ es una enfermedad mental que necesita ser curada, una teoría que ha sido rechazada por décadas por cada organización médica y de salud mental importante.

HRC se ha asociado con la organización National Center for Lesbian Rights (NCLR, por sus siglas en inglés) y grupos de igualdad de toda la nación para pasar leyes estatales que eliminen la terapia de conversión. California, Illinois, Nueva Jersey, Oregón, Vermont, Nueva York y el Distrito de Columbia tienen leyes y normas que protegen a menores LGBTQ de esta peligrosa práctica. Muchos municipios cuentan con protecciones activas.

No hay evidencia creíble de que la terapia de conversión puede cambiar la orientación sexual de una persona, su identidad o expresión de género. Por el contrario, la investigación ha demostrado claramente que estas prácticas plantean riesgos devastadores para la salud de los jóvenes LGBTQ como depresión, la disminución de la autoestima, el abuso de sustancias, la falta de vivienda y hasta el comportamiento suicida. La práctica peligrosa es condenada por todas las principales organizaciones médicas y de salud mental, incluyendo la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, la Asociación Estadounidense de Psicología y la Asociación Médica Estadounidense.

En febrero de 2016, Human Rights Campaign, NCLR, y la organización Southern Poverty Law Center presentaron una queja de fraude al consumidor con la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) contra People Can Change, un importante proveedor de terapia de conversión. La queja alega que los anuncios y las prácticas empresariales de la entidad que afirman poder cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona constituyen prácticas engañosas, falsas y engañosas que pueden causar daños graves a los consumidores, todo ello es una violación directa de la Sección 5 de la Ley de la Comisión federal de Comercio. La denuncia insta a la FTC a tomar medidas de ejecución para detener estas prácticas engañosas e investigar a todos los practicantes que hacen reclamos similares.

Para más información sobre las mentiras y peligros de los esfuerzos por cambiar la orientación sexual o identidad de género haga clic aquí.

Human Rights Campaign es la organización de derechos civiles más grande del país que trabaja para alcanzar la igualdad de personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero y queer. HRC contempla un mundo en donde las personas LGBTQ sean miembros plenos de la sociedad, el hogar, el trabajo y de cada comunidad.


Don't miss a post

Sign up for RSS feeds

Have a news tip?

Share it with us

Community discussion

Read the guidelines