¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH es un nuevo recurso de la Human Rights Campaign, en colaboración con AIDS United, diseñado para proveer información fácil de leer, actualizada y práctica sobre la prevención, el tratamiento y la atención del VIH. Ayúdanos a desmantelar el estigma que rodea al VIH, a promover el sexo más seguro y a mantener un diálogo abierto y honesto a través de la lectura de este manual y compartiéndolo con tus parejas sexuales, tus seres queridos, tus amigos, familia y tus redes sociales.[1]

Haz click aquí para aprender más

¿Qué hago si Si no sé nada sobre el VIH?

A continuación listamos algunas cosas que deberías saber…

Empecemos por lo básico. El VIH es un virus. El VIH funciona atacando al sistema inmunitario de tu cuerpo, que es fundamental para luchar contra las infecciones y las enfermedades. Si el VIH es ignorado, puede llevar a un diagnóstico de SIDA, que es la etapa más grave del VIH.

El VIH se puede esconder en tu cuerpo sin producir síntomas reconocibles. Sin embargo, eso no significa que el virus no esté dañando tu salud. La única manera de saber si tienes el VIH es haciéndote la prueba.

Tu cuerpo no puede eliminar al VIH por sí solo. Afortunadamente, ahora existen varias maneras de prevenir o de tratar al VIH. Con la ayuda de un proveedor de atención médica bien informado, puedes vivir una larga vida saludable al margen de tu estado de VIH.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Edúcate.

Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Hazte la prueba.

Hay muchos sitios en el país donde tú o tu(s) pareja(s) pueden hacerse la prueba del VIH gratuitamente o a bajo costo y/o recibir tratamiento para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o ITS. ¡Considera hacerte la prueba temprano y frecuentemente!

Encuentra un proveedor de atención médica bien informado.

Tu proveedor de atención podrá responder tus preguntas y atender cualquier preocupación que puedas tener.

Considera estrategias de prevención.

Considera una o más estrategias de prevención, incluyendo la PrEP, que te permitan tener una larga vida saludable al mismo tiempo que minimizas la propagación del VIH y otras ITS.

Participa.

Existen muchas excelentes organizaciones a las que puedes seguir en internet para mantenerte al tanto de las novedades actuales sobre el VIH, incluyendo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), AIDS.gov, Stigma Project y Sero Project).

¿Qué hago si Si no sé si es probable que yo pueda contraer el VIH?

Estas son algunas cosas que deberías saber…

En los Estados Unidos, la mayoría de los adultos que nunca se hacen una prueba diagnóstica dicen que es porque no creen que tengan posibilidades de contraer el VIH. Sin embargo, considera los siguientes escenarios.

¿Alguna vez…

  • Has tenido sexo vaginal, anal u oral sin condones?
  • Has tenido sexo vaginal, anal u oral sin condones con alguien que acababas de conocer, por ejemplo en un bar, en Internet o por una aplicación de tu teléfono como Grindr?
  • Has tenido sexo vaginal, anal u oral sin condones con alguien de quien no conocías su estado de VIH?
  • Has cambiado sexo por drogas o dinero?
  • Has recibido un resultado positivo en una prueba de ITS, hepatitis o tuberculosis?
  • Has compartido agujas o equipo para inyectarte con otras personas?
  • Has tenido sexo vaginal, anal u oral sin condones con personas que hayan podido participar en cualquiera de las actividades descriptas arriba?

Recuerda que todas estas actividades pueden aumentar tus posibilidades de contraer el VIH.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Edúcate.

Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Hazte la prueba.

Hay muchos sitios en el país donde tú o tu(s) pareja(s) pueden hacerse la prueba del VIH gratuitamente o a bajo costo y/o recibir tratamiento para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o ITS. ¡Considera hacerte la prueba temprano y frecuentemente!

Encuentra un proveedor de atención médica bien informado.

Tu proveedor de atención podrá responder tus preguntas y atender cualquier preocupación que puedas tener.

Considera estrategias de prevención.

Considera una o más estrategias de prevención, incluyendo la PrEP, que te permitan tener una larga vida saludable al mismo tiempo que minimizas la propagación del VIH y otras ITS.

Participa.

Existen muchas excelentes organizaciones a las que puedes seguir en internet para mantenerte al tanto de las novedades actuales sobre el VIH, incluyendo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), AIDS.gov, Stigma Project y Sero Project).

¿Qué hago si Si creo que me he expuesto al VIH recientemente?

Estas son algunas cosas que debes saber…

El VIH se transmite de una persona que es VIH positiva a una persona que es VIH negativa a través de los siguientes fluidos corporales:

  • Sangre
  • Semen (…leche, acabada)
  • Fluído pre-seminal (…leche, acabada…)
  • Fluído vaginal
  • Fluído rectal
  • Leche materna

Es importante saber que no puedes contraer el VIH por besar, abrazar o a través de algún otro contacto físico no-sexual.

Más comúnmente, el VIH se transmite a través de sexo anal o vaginal sin condones. [2]

En general:

  • El sexo anal sin condones (en inglés "barebacking") se considera la actividad sexual de mayor riesgo, seguida del sexo vaginal sin condón.
  • Las parejas receptivas (pasivas) son más susceptibles a contraer el VIH que las parejas insertivas (activas).
  • Si bien el sexo oral sin condón está considerado como una actividad sexual de bajo riesgo, la transmisión puede ocurrir. Además, recuerda que el sexo oral incluye cualquier actividad donde se combinen la boca con el pene, la vagina o el ano (beso negro).

También puedes contraer el VIH al compartir agujas y jeringas para el uso de drogas, hormonas o esteroides inyectables. Los usuarios de drogas no inyectables también son particularmente susceptibles a contraer el VIH.

Menos comúnmente, el VIH se puede transmitir por:

  • Nacer de una madre con VIH. El VIH puede pasar de la madre a su bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia.
  • Un pinchazo con una aguja u otro objeto filoso que haya sido usado por alguien que esté viviendo con el VIH. Esta es una preocupación principalmente para los trabajadores de la salud.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Si crees que te has expuesto al VIH dentro de las últimas 72 horas, ve a una clínica/hospital o a la sala de emergencia más cercana y pregunta sobre la Profilaxis Post-Exposición o PEP).

  • La PEP es una estrategia de prevención del VIH que consiste en tomar medicamentos para el VIH inmediatamente después de un único evento de alto riesgo, como haber tenido sexo sin condón mientras no se esté tomando la PrEP.
  • Para que la PEP sea efectiva, se debe comenzar a tomar tan pronto como sea posible, pero no más de 72 después de que te hayas expuesto al VIH.

Edúcate.

Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Hazte la prueba.

Hay muchos sitios en el país donde tú o tu(s) pareja(s) pueden hacerse la prueba del VIH gratuitamente o a bajo costo y/o recibir tratamiento para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o ITS. ¡Considera hacerte la prueba temprano y frecuentemente!

Encuentra un proveedor de atención médica bien informado.

Tu proveedor de atención podrá responder tus preguntas y atender cualquier preocupación que puedas tener.

Considera estrategias de prevención.

Considera una o más estrategias de prevención, incluyendo la PrEP, que te permitan tener una larga vida saludable al mismo tiempo que minimizas la propagación del VIH y otras ITS.

Participa.

Existen muchas excelentes organizaciones a las que puedes seguir en internet para mantenerte al tanto de las novedades actuales sobre el VIH, incluyendo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), AIDS.gov, Stigma Project y Sero Project).

¿Qué hago si Si pienso que fui discriminado debido a que tengo el VIH?

Estas son algunas cosas que deberías saber…

Los estadounidenses que viven con el VIH o el SIDA pueden enfrentar discriminación debido a su estado de VIH en muchas áreas de sus vidas, incluyendo en el trabajo. Las leyes federales y estatales protegen en contra de este tipo de discriminación. Bajo la Ley para los Estadounidenses con Discapacidades (ADA, siglas en inglés), el VIH y el SIDA son considerados discapacidades, aún cuando sean asintomáticos.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

¿Qué hago si Si creo que tengo VIH?

Estas son algunas cosas que deberías saber…

El VIH es un virus. El VIH funciona atacando al sistema inmunitario de tu cuerpo, que es fundamental para luchar contra las infecciones y las enfermedades. Si el VIH es ignorado, puede llevar a un diagnóstico de SIDA, que es la etapa más grave del VIH. A continuación describimos las etapas del VIH:

Primera etapa: Exposición

  • El VIH entra al cuerpo

Segunda etapa: Primaria/Aguda

  • Algunas personas, pero no todas, presentan síntomas parecidos a los de la gripe.
  • Si los síntomas ocurren, generalmente empiezan dentro de las dos a cuatro semanas después de que el VIH ingresó al cuerpo.
  • Estos síntomas parecidos a la gripe, es la respuesta natural del cuerpo contra el VIH. Sin embargo, es importante recordar que muchas enfermedades pueden causar síntomas parecidos a la gripe.
  • La única manera de saber si te has expuesto recientemente al VIH es haciéndote la prueba.

Tercera etapa: Latente

  • Durante esta etapa, las personas no tienen síntomas evidentes aunque el virus esté lentamente haciendo copias de sí mismo.
  • Durante esta etapa, las personas que conocen su estado de VIH y toman sus medicamentos consistentemente, pueden vivir sin síntomas por mucho tiempo. También es mucho menos probable que transmitan el VIH.
  • Las personas que están en esta etapa y que no conocen su estado de VIH, o que no toman sus medicamentos consistentemente, posiblemente permanezcan en esta etapa por un período de tiempo antes de pasar a la etapa más grave del VIH.

Cuarta etapa: SIDA

  • Las personas viviendo con el VIH que no toman sus medicamentos consistentemente muy probablemente pasen a esta etapa. En esta etapa el cuerpo ya no puede luchar contra las enfermedades.
  • Debido a que el VIH debilita gravemente el sistema inmunitario del cuerpo, pronto pueden aparecer otras enfermedades. Incluso algo como un resfrío común puede causar serios problemas en esta etapa. Este tipo de enfermedades se llaman "infecciones oportunistas" y afectan más gravemente y con mayor frecuencia, a las personas con un sistema inmunitario debilitado.
  • Afortunadamente, las personas que viven con el VIH pueden evitar llegar a esta etapa si conocen su estado de VIH, visitan a un proveedor de atención médica informado y toman sus medicamentos consistentemente.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Edúcate.

Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Hazte la prueba.

Hay muchos sitios en el país donde tú o tu(s) pareja(s) pueden hacerse la prueba del VIH gratuitamente o a bajo costo y/o recibir tratamiento para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o ITS. ¡Considera hacerte la prueba temprano y frecuentemente!

Encuentra un proveedor de atención médica bien informado.

Tu proveedor de atención podrá responder tus preguntas y atender cualquier preocupación que puedas tener.

Considera estrategias de prevención.

Considera una o más estrategias de prevención, incluyendo la PrEP, que te permitan tener una larga vida saludable al mismo tiempo que minimizas la propagación del VIH y otras ITS.

Participa.

Existen muchas excelentes organizaciones a las que puedes seguir en internet para mantenerte al tanto de las novedades actuales sobre el VIH, incluyendo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), AIDS.gov, Stigma Project y Sero Project).

¿Qué hago si Si recientemente tuve un resultado positivo en la prueba del VIH?

Estas son algunas cosas que deberías saber…

Una prueba con resultado positivo debe estar seguida de una prueba confirmatoria. Si esta segunda prueba también resulta positiva, significa que hay VIH en tu cuerpo.

Muchas personas no se hacen la prueba del VIH, solo por evitar recibir estas noticias. Pero tú diste el primer paso, lo que es inmensamente importante.

Aunque ahora el VIH es una condición manejable a largo plazo, muchas personas que reciben un diagnóstico positivo dicen sentirse confundidas, aisladas y asustadas. Estas son reacciones naturales y puede ser difícil manejarlo. Pero recuerda, el VIH no es una sentencia de muerte. ¡Ni tampoco es algo de lo que avergonzarse! Muchas personas con VIH pueden llevar una vida larga y saludable con la atención médica adecuada y el apoyo de sus seres queridos.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas para recordar…

Tiempo.

Está bien tomarse un poco de tiempo para lidiar con el diagnóstico y procesar tus emociones. Un resultado positivo para una prueba de VIH no siempre es algo fácil de aceptar. Debes sentirte con la libertad de tomarte un par de días para ti si te ayuda a responder más efectivamente

Doctor.

Encuentra un médico o un proveedor de atención médica con licencia en tu zona, que tenga experiencia en tratar a personas que viven con el VIH. Deberías hacer una cita para una visita médica con esa persona dentro de las 2 semanas de recibir un resultado positivo en tu prueba de VIH. La persona que te hizo la prueba debería poder darte una lista de proveedores de atención médica. También puedes usar Internet. Si no te gusta el proveedor de atención médica que te recomendaron, no te preocupes, puedes cambiarlo más adelante. Sin embargo deberías aprovechar la oportunidad para consultar con alguien inmediatamente.

Seguro médico.

Si no tienes seguro médico, o tienes seguro médico insuficiente, o eres indocumentado, díselo a la persona que te haga la prueba. Existen programas que proveen seguro de salud gratis o subvencionado para personas que viven con el VIH, sin importar su estado migratorio.

Información.

Cuanto más sepas sobre el VIH, más fácil será manejar tu diagnóstico. Lee libros y folletos, habla con consejeros de VIH y educadores de salud, sigue las noticias de tratamiento y las actualizaciones para conectarte con organizaciones que promueven la conscientización del VIH en las redes sociales, como por ejemplo Greater than AIDS o AIDSMap.

Visitas de seguimiento.

Controla tu cuerpo. Tu doctor te hará análisis periódicamente para controlar el funcionamiento de tu sistema inmunitario y para ver si el virus se mantiene bajo control. Familiarízate con el significado de los resultados de los análisis y no dejes de asistir a sus visitas de seguimiento.

Apoyo.

Encuentra el apoyo de amigos de confianza, familiares y seres queridos. Pídele a la persona que te hizo la prueba que te dé un listado de terapeutas, trabajadores sociales, encargados/manejadores de casos y grupos de apoyo para personas que viven con el VIH. Hay muchos recursos disponibles. Nuevamente, considera utilizar Internet para ayudarte a hacer estas importantes conexiones.

Drogas.

Si crees que las dorgas fueron un factor que pueden haberte llevado a tu diagnóstico de VIH, dícelo a la persona que te hizo la prueba o al encargado de tu caso. Esa persona puede conectarte con servicios de apoyo social que pueden ayudarte a enfretar el tema si estás listo. Recuerda que lidiar con problemas de abuso de substancias llevará a mejores resultados de salud a largo plazo.

¿Qué hago si Si recientemente tuve un resultado negativo en la prueba del VIH?

Esto es lo que debes saber…

Un resultado negativo en la prueba significa que la prueba no encontró signos de VIH en tu cuerpo. Si han pasado al menos tres a seis meses desde que participaste en actividades sexuales de alto riesgo, entonces probablemente no tengas el VIH. Ahora que conoces tu estado, es importante permanecer VIH negativo y tomar las medidas apropiadas para evitar el VIH en el futuro.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Edúcate.

Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Hazte la prueba.

Hay muchos sitios en el país donde tú o tu(s) pareja(s) pueden hacerse la prueba del VIH gratuitamente o a bajo costo y/o recibir tratamiento para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o ITS. ¡Considera hacerte la prueba temprano y frecuentemente!

Encuentra un proveedor de atención médica bien informado.

Tu proveedor de atención podrá responder tus preguntas y atender cualquier preocupación que puedas tener.

Considera estrategias de prevención.

Considera una o más estrategias de prevención, incluyendo la PrEP, que te permitan tener una larga vida saludable al mismo tiempo que minimizas la propagación del VIH y otras ITS.

Participa.

Existen muchas excelentes organizaciones a las que puedes seguir en internet para mantenerte al tanto de las novedades actuales sobre el VIH, incluyendo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), AIDS.gov, Stigma Project y Sero Project).

¿Qué hago si Si quiero reducir mis posibilidades de contraer el VIH?

Estas son algunas cosas que debes saber…

Hay muchas medidas que puedes tomar para reducir tus posibilidades de contraer el VIH. Por ejemplo puedes...

Hay dos clases de estrategias para el sexo más seguro que pueden minimizar la diseminación del VIH (y de otras infecciones de transmisión sexual).

  • Usa condones. Encuentra la medida correcta y elige el tipo de condón que te guste.
  • Usa lubricantes. Usa lubricantes a base de agua o silicona, especialmente para el sexo anal o vaginal, para prevenir rasgaduras en la piel y para que los condones no se rompan.
  • Hazte la prueba. Es la única manera de saber si tú o tu pareja tienen el VIH.
  • Hazte la prueba y busca tratamiento para las ITS. Tener una ITS activa, o incluso haber tenido una ITS anteriormente, puede facilitar el contraer o transmitir el VIH.
  • Habla con tus parejas. Pregúntale a tus parejas sexuales cuándo fue la última vez que se hicieron la prueba del VIH y de otras ITS. Consideren hacerse la prueba juntos.
  • Sal con no-detectables. Considera salir con personas que viven con el VIH que tengan un nivel "no-detectable" del virus. Las investigaciones demuestran que las personas que viven con el VIH y que toman sus medicamentos consistentemente, pueden reducir las posibilidades de transmitir el VIH en casi un 96 por ciento. Salir con personas que no saben cuál es su estado de VIH, o que no están conectadas con la atención médica, puede significar una posibilidad mucho mayor de contraer el VIH.
  • Sé consciente del uso de drogas y alcohol. El uso de sustancias puede aumentar tus posibilidades de adquirir el VIH directa e indirectamente, dependiendo de las circunstancias.
  • Cambia las jeringas. Si te inyectas hormonas, drogas o esteroides, usa una jeringa nueva, y limpia la jeringa y el resto de los instrumentos cada vez que los uses.
  • Infórmate sobre la PEP. La PEP es una estrategia de prevención del VIH que puede ser usada en situaciones de emergencia, como por ejemplo haber tenido sexo sin condón con alguien del cual no sabes si es o no es VIH positivo.
  • Infórmate sobre la PrEP. La PrEP es una estrategia de prevención del VIH que puede tomarse todos los días para reducir significativamente la posibilidad de contraer el VIH.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Edúcate.

Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Hazte la prueba.

Hay muchos sitios en el país donde tú o tu(s) pareja(s) pueden hacerse la prueba del VIH gratuitamente o a bajo costo y/o recibir tratamiento para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o ITS. ¡Considera hacerte la prueba temprano y frecuentemente!

Encuentra un proveedor de atención médica bien informado.

Tu proveedor de atención podrá responder tus preguntas y atender cualquier preocupación que puedas tener.

Considera estrategias de prevención.

Considera una o más estrategias de prevención, incluyendo la PrEP, que te permitan tener una larga vida saludable al mismo tiempo que minimizas la propagación del VIH y otras ITS.

Participa.

Existen muchas excelentes organizaciones a las que puedes seguir en internet para mantenerte al tanto de las novedades actuales sobre el VIH, incluyendo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), AIDS.gov, Stigma Project y Sero Project).

¿Qué hago si Si la persona que me gusta tiene VIH?

A continuación listamos algunas cosas que deberías saber…

Primero ¡no te asustes! La realidad es que tienes muchas menos chances de contraer el VIH de alguien que está en tratamiento que de alguien que no conoce su estado de VIH o que no tiene ningún tipo de atención médica. Una de las formas más efectivas de prevenir la diseminación del VIH es salir con personas que viven con el VIH que toman sus medicamentos consistentemente y han alcanzado una "carga viral indetectable".

Hay dos clases de estrategias para el sexo más seguro que pueden minimizar la diseminación del VIH (y de otras infecciones de transmisión sexual).

Estrategias de prevención basadas en el comportamiento

Estas estrategias para el sexo más seguro tienen el propósito de disminuir el riesgo de contraer o transmitir el VIH, al preparar a las personas para afrontar situaciones que pueden llevar a momentos de riesgo. Estas incluyen:

  • Educación sobre la salud sexual
  • Negociación del uso de condones
  • Consejería para la reducción del riesgo
  • Divulgación

Estrategias de prevención basadas en el tratamiento

Estas estrategias para el sexo más seguro consisten en tomar medicamentos para el VIH antes o después de la exposición al virus, para reducir el riesgo de contraer o transmitir el VIH. Estas incluyen:

  • Profilaxis Post-Exposición (PEP)
  • Profilaxis Pre-Exposición (PrEP)
  • Tratamiento como prevención ("salir con no-detectables")

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Edúcate.

Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Hazte la prueba.

Hay muchos sitios en el país donde tú o tu(s) pareja(s) pueden hacerse la prueba del VIH gratuitamente o a bajo costo y/o recibir tratamiento para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o ITS. ¡Considera hacerte la prueba temprano y frecuentemente!

Encuentra un proveedor de atención médica bien informado.

Tu proveedor de atención podrá responder tus preguntas y atender cualquier preocupación que puedas tener.

Considera estrategias de prevención.

Considera una o más estrategias de prevención, incluyendo la PrEP, que te permitan tener una larga vida saludable al mismo tiempo que minimizas la propagación del VIH y otras ITS.

Participa.

Existen muchas excelentes organizaciones a las que puedes seguir en internet para mantenerte al tanto de las novedades actuales sobre el VIH, incluyendo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), AIDS.gov, Stigma Project y Sero Project).

¿Qué hago si Si quiero empezar a tomar la PrEP?

Estas son algunas cosas que deberías saber…

PrEP es la sigla de profilaxis pre-exposición. Es una estrategia de prevención del VIH que en la actualidad consiste en tomar una píldora por día para reducir el riesgo de contraer el VIH. Al momento de esta publicación, la única píldora aprobada por la FDA para PrEP es un medicamento recetado que se vende con el nombre de Truvada®. Las personas que usan la PrEP deben comprometerse a tomar el medicamento todos los días y a ver a su proveedor de atención médica para controles y a hacerse pruebas adicionales de VIH cada tres meses.

La PrEP está pensada para personas VIH negativas que tienen más posibilidades de tener contacto con el VIH, incluyendo a cualquier persona que tenga una relación con una pareja que vive con el VIH, alguien que no usa condones consistentemente durante las relaciones sexuales o que comparte los equipos para inyectarse drogas u hormonas.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Aprende más sobre la PrEP.

Aprende más sobre la PrEP. Existen muchos recursos disponibles en Internet para ayudarte a desarrollar una comprensión básica de la PrEP y su rol en la prevención del VIH, incluyendo la guía de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Edúcate.

Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH.

Hazte la prueba.

Hay muchos sitios en el país donde tú o tu(s) pareja(s) pueden hacerse la prueba del VIH gratuitamente o a bajo costo y/o recibir tratamiento para el VIH y otras infecciones de transmisión sexual o ITS. ¡Considera hacerte la prueba temprano y frecuentemente!

Encuentra un proveedor de atención médica bien informado.

Tu proveedor de atención podrá responder tus preguntas y atender cualquier preocupación que puedas tener.

Considera estrategias de prevención.

Considera una o más estrategias de prevención, incluyendo la PrEP, que te permitan tener una larga vida saludable al mismo tiempo que minimizas la propagación del VIH y otras ITS.

Participa.

Existen muchas excelentes organizaciones a las que puedes seguir en internet para mantenerte al tanto de las novedades actuales sobre el VIH, incluyendo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), AIDS.gov, Stigma Project y Sero Project).

¿Qué hago si Si no puedo pagar el costo de Truvada® para PrEP?

Estas son algunas cosas que deberías saber…

Truvada® para PrEP está cubierto por muchos planes de seguros privados de salud y por programas estatales de Medicaid. En algunas áreas, hay programas que pueden ayudarte a acceder a Truvada® para PrEP aún cuando no tengas seguro médico o seas indocumentado. Hecha esta salvedad, Truvada® para PrEP puede ser muy caro dependiendo del tipo de cobertura de seguro médico que tengas.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

¿Qué hago si Si necesito ayuda para divulgar mi estado de VIH?

Estas son algunas cosas que debes saber…

La comunicación abierta, segura y honesta sobre tu estatus en relación al VIH, ya sea positivo, negativo o desconocido, es fundamental para mantener la salud personal y comunitaria. La divulgación, el acto de contarle a alguien cuál es tu estado de VIH, a menudo promueve la intimidad así como la seguridad.

Si bien muchas cosas excelentes pueden pasar al divulgar tu estado de VIH, el estigma persistente que rodea al VIH puede llevar a situaciones problemáticas, especialmente si vives en un estado donde la divulgación de tu condición de VIH está exigida por la ley. Decidir a quién contarle sobre tu estado de VIH (y cuándo) es una decisión muy personal y parte de un proceso que se desarrolla con el tiempo.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas a considerar…

A quién.

Piensa en las distintas clases de relaciones que tienes con la gente antes de decidir a quién contarle. Considera los beneficios de hablar sobre tu estado de VIH con esa persona en particular. Generalmente, se recomienda que lo hables con personas que están cerca tuyo y que puedan darte amor, apoyo y comprensión.

Cuándo.

Evita comunicar tu estado en "el calor del momento", por ejemplo cuando estás enojado/a, molesto/a, o si no te estás sintiendo bien. La divulgación del estado de VIH es un camino personal, que a veces puede incluir contratiempos. Lo mejor es planificar cómo comunicar tu estado de VIH con un mapa cuidadosamente trazado.

Dónde.

Ten en cuenta tu entorno. En general, es preferible comunicarlo en un lugar tranquilo e íntimo que te permita expresar tus sentimientos y mostrar tus emociones. Pero, si crees que alguien puede reaccionar violentamente, tal vez prefieras ir a un lugar público.

Cómo.

No existe una mejor manera para decirle a alguien que tienes el VIH. Alguien en tu equipo médico puede conectarte con grupos de apoyo que te ayuden a aprender técnicas de comunicación para enfrentar esta tarea específica. También puedes practicar con tu médico o con algún amigo/a que ya conozca tu estado.

Por qué.

Hay muchos motivos por los que puede valer la pena hablar sobre tu estado de VIH con alguien:

  • Para darle a tus parejas anteriores y actuales la posibilidad de hacerse la prueba
  • Para reducir el riesgo de transmisión
  • Para obtener apoyo
  • Para acceder a la atención médica
  • Para cumplir con las leyes
  • Para luchar contra el estigma

¿Qué hago si Si alguien me acusa de "infectarlos con el VIH"?

A continuación listamos algunas cosas que deberías saber…

Más de 30 estados tienen leyes establecidas por las que es ilegal ocultar tu estado de VIH a una posible pareja sexual. De hecho, muchas leyes incluyen referencias a comportamientos que no pueden transmitir el virus, como escupir o morder. Si bien la intención original era promover la divulgación del estado de VIH de una persona, muchos defensores comunitarios y organizaciones de salud pública han cuestionado la eficacia y utilidad de dichas leyes.

Haz click aquí para aprender más

Estas son algunas cosas que puedes hacer…

Busca consejería legal inmediatamente.

Edúcate. Existen muchos recursos disponibles online que te ayudarán a estar mejor informado acerca de la prevención, el tratamiento y la atención del VIH, incluyendo las guías de HRC ¿Qué hago? Un manual para comprender la salud y el VIH..

Conéctate con organizaciones que practiquen la defensoría de la despenalización del VIH, incluyendo, pero sin limitarse a:

¿Qué hago si Si no veo mi pregunta en esta lista?

Contacto HRC

Correo electrónico foundation@hrc.org, y vamos a trabajar para hacerle frente.

Notas al pie

1 Este recurso no sustituye los consejos de un médico capacitado y los ejemplos en este artículo no cubren todas las situaciones posibles. Te alentamos a que busques recursos adicionales de otros defensores comunitarios y más importante aún, que hables con un profesional médico antes de tomar decisiones médicas.

2 En este manual, el término "sexo sin condón" se refiere al sexo sin usar condones o al uso diario de medicamentos anti-VIH que se usan antes de una exposición al virus (por ejemplo PrEP).

3 Bajo la Ley para los Americanos con Discapacidades (ADA, siglas en inglés), el VIH/SIDA se considera una discapacidad, aunque no existan síntomas, y los empleadores tienen prohibido discriminar por este motivo. En el caso de un evento discriminatorio, asegúrate de comunicarte con la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, siglas en inglés, www.eeoc.gov) dentro de los 180 días de dicho evento.

4 Más de 30 estados tienen leyes establecidas que impiden que mantengas tu estado de VIH en secreto de tu posible pareja sexual. De hecho muchas leyes incluyen referencias a comportamientos que no pueden transmitir el virus, como escupir o morder. Si bien originalmente el objetivo era promover la divulgación del estado de VIH de una persona, muchos defensores comunitarios y organizaciones de salud pública han cuestionado la eficacia y utilidad de dichas leyes. Dicho esto, si has sido acusado de infectar a alguien con el VIH, debes buscar apoyo legal inmediatamente. Para más información sobre la criminalización del VIH, visita Sero Project (www.seroproject.com) o Lambda Legal (www.lambdalegal.org)